Big Data

Analítica y comunicación cada vez están más unidas. Con la llegada del Big Data son varias las agencias y empresas que apuestan por el “todo (o casi todo) es medible” en el mundo digital, y no solo eso, las herramientas que logran monitorizar, desgranar e interpretar aquellos datos perdidos por la red o que se están produciendo en tiempo real permiten a las agencias de comunicación, marketing o analítica, ofrecer a sus clientes información valiosísima sobres los consumidores y usuarios digitales. La medición correcta de las campañas de comunicación siempre ha sido un quebradero de cabeza. Hoy te contamos los puntos clave a tener en cuenta para cuantificar e interpretar una estrategia de comunicación digital.

1 BIG DATA: Analítica y comunicación en tiempo real

Como comentábamos un poco más arriba, el llamado Big Data puede ser, ahora mismo, el punto diferencial frente a tu competencia en una estrategia de comunicación digital. El rastro digital (metadatos) que puede obtenerse de una buena BBDD de clientes puede servir para segmentar de manera decisiva a tu audiencia o para medir su nivel de engagement o incluso para descubrir nuevas líneas de negocio. Un reciente estudio en monitorización en redes sociales en tiempo real sobre un determinado producto ha llevado al cliente a recalibrar su estrategia en función de los datos obtenidos demostrando lo útil y efectiva que es la analítica bien implementada en los canales de comunicación de una empresa.

  1. MEDICIÓN WEB

Buena parte de una estrategia digital parte de contar con un portal web; dependiendo de cuál sea el modelo de negocio, la web puede tener diferentes enfoques a los cuales deberá adaptarse la analítica: no es lo mismo una web corporativa, que una web informativa o una tienda online, por poner los ejemplos más habituales. La medición te permitirá saber tu nivel de visibilidad en el mercado, para los usuarios y respecto a tu competencia; también te ayudará a encontrar nichos de mercado, a saber qué palabras clave debes utilizar para posicionarte o conocer cuáles términos deberás reforzar para mantenerte y no perder cuerda con tu competencia. Del mismo modo, gracias a los test A/B y herramientas de mapas de calor, interacciones, etc. se puede saber qué diseños y distribución web están resultando y cuáles no. Por supuesto, la analítica te permite conocer si la web está generando ventas, leads o permanencia en la página. Afinando mucho más, puedes llegar a saber en qué momento del costumer juerney se encuentra un cliente que visita tu web y segmentar tu audiencia por sexo, edad, dispositivo, país, etc. Hoy por hoy, la analítica es fundamental para garantizar el éxito de una estrategia web de cualquier tipo.

  1. CONTENIDO MEDIBLE EN COMUNICACIÓN

El contenido es el rey, suelen decir. Lo cierto es que las estrategias de contenidos son tendencia entre las marcas y tiene mucho sentido, porque a los usuarios digitales les encantan las historias, la información y la opinión. Pero ¿Cómo medimos el éxito de una campaña de contenidos? Hay que tener en cuenta que los contenidos digitales se pueden generar en diferentes formatos: post en blogs, landing pages, redes sociales, video, publicidad…Gracias a la analítica podemos saber cuánto contenido se consume, por quién y dónde. En una estrategia de comunicación podemos medir distintos factores: las relaciones de nuestros público y trabajadores con la empresa; distinguir sus intereses; profundizar en la implementación del sistema comunicativo de medios pagados y propios y, además, conocer el alcance de nuestras acciones comunicativas, las fuentes y la calidad de nuestra audiencia.

Gracias a la medición de la comunicación podremos optimizar nuestra estrategia y no basarnos en sensaciones etéreas ni en resultados estimados, sino tener datos objetivos que nos indiquen por dónde seguir y cuál es el mejor medio para alcanzar nuestros objetivos. Analítica y comunicación son un binomio con futuro.