¿ALGORAFOBIA?

Existe una leyenda urbana en los departamentos de marketing que asegura que existe una nueva fobia desarrollada por aquellos que viven esperando la llegada, el advenimiento o la anunciación de los algoritmos: ya sean de Google, Facebook, Twitter o de cualquier plataforma online. Dejando el lado irónico del asunto ¿algorafobia?, las estrategias de marketing digital de una empresa funcionan a sabiendas de que tendrán que modificarse en un periodo de tiempo relativamente corto, ya que las continuas modificaciones de los algoritmos exigen que se vire hacia un lado u otro. Este hecho obliga a los profesionales del medio a estar continuamente actualizados, a estar midiendo y consultando el estado de sus campañas, webs o redes sociales, cuando no haciendo las veces de gurús para intentar estar en consonancia con el algoritmo. La mayoría de los cambios en los algoritmos (más de 500 al año) no suponen alteraciones suficientes como para hacer replantearse una estrategia de marketing, pero en determinados momentos los gigantes de internet anuncian un cambio drástico o sustancial que afecta, de forma a veces dramática, al posicionamiento orgánico, en adwords o en el responsive design. Reaccionar con rapidez y agilidad a estas novedades puede marcar la diferencia en la estrategia de una empresa e incluso suponer ganancias o pérdidas sustanciales.

COLIBRÍ QUE TE VÍ

La última “animalada” de Google se llama Colibrí (Hummingbird) y hace bien poquito el algoritmo fue actualizado, provocando algún que otro sofoco entre los marketinianos. Fue a mediados de marzo, y en esta ocasión Google anunció que seguiría optimizando para aquellas webs que tuvieran una buena adaptación al móvil. Por lo tanto, la teoría del Mobilegeddon que proclamaban muchos influencers y bloggers volvió a cobrar vida. En esta línea Google no solo ha tocado la patata de los Seo, sino que los cambios más recientes están ligados al área de Sem. El buscador por antonomasia ha decidido eliminar los anuncios laterales y añadir una cuarta posición que antes ocupaba el posicionamiento orgánico. Esto se debe a que se pretende igualar la línea responsive con la que se visualiza en pc. Como un buen analista/consultor Seo o Sem sabrá, esta medida trastocará sustancialmente la estrategia digital.

FACEBOOK Y SU ALGORITMO INTERESANTE

Si hace poco Twitter modificaba su algoritmo para posicionar los tuits más relevantes alterando de este modo su linea temporal, Facebook acaba de lanzar la última actualización del suyo.  Con este nuevo cambio Facebook quiere apostar por la calidad de los contenidos penalizando a aquellos que apuestan por generar contenido masivo o que intentan generar clicks con titulares llamativos y que luego albergan contenidos pobres o  completamente diferentes a lo que se esperaba. El algoritmo primará los contenidos en los que los usuarios se detienen más tiempo, los que mantengan coherencia narrativa y aquellos que estén enriquecidos y generen interacción por parte del lector  (vídeos, links internos y externos, etc.).

Por ahora nos les queda más remedio a los departamentos de marketing que estar muy puestos en todas las actualizaciones y mejoras que los buscadores, redes sociales y, en general, todo lo relacionado con la era digital. Deberían tener la flexibilidad precisa, la intuición suficiente y correr el riesgo necesario para sobrevivir y adaptarse a los algoritmos.