Ciberataque global

UN ATAQUE A ESCALA GLOBAL: WannaCry

Un plan de comunicación ante un ciberataque es uno de los requisitos básicos que una empresa en la era digital tiene que tener implementado. El ciberataque global sufrido estos días ha vuelto a encender todas las alarmas. Varias autoridades de los países más influyentes en cibertecnología, ya habían anunciado que estas agresiones digitales y secuestros de datos van a suponer uno de los mayores retos en el futuro, tanto para gobiernos como para las empresas. Ya contábamos en un post anterior cómo las compañías cada vez son más conscientes y muestran mayor interés por desarrollar la tecnología informática necesaria para protegerse de los hackers. Pero ¿cuántas de ellas están preparadas y tienen un plan de comunicación ajustado a a los ciberataques? No demasiadas.

Este nuevo caso a gran escala ha sido especial por su repercusión mediática y por haber afectado a grandes empresas, más que por su efecto real, o así asegura uno de los máximos expertos de datos de Telefónica, una de las empresas que tuvo que afrontar el ataque y desplegar un protocolo de comunicación urgente para avisar a los empleados del ciberataque, casi en tiempo real.

En este tipo de casos, se ve la necesidad de contar con un departamento de comunicación interna, por un lado, para trasladar acciones de actuación a gran escala dentro de una empresa con miles de empleados y, por otro lado, una comunicación externa capaz de controlar una información que puede llegar a ser alarmista y confusa, o repercutir de forma negativa a la imagen de la empresa.

¿TIENES UN PLAN DE COMUNICACIÓN PARA UN CIBERATAQUE?

Si tienes una empresa y la respuesta es no, ya estás tardando…En este post te contamos algunos de los “must” que debes implementar en tu plan de comunicación ante un ciberataque. Estamos de acuerdo en que es casi imposible estar completamente a salvo de un hackeo, por lo que una empresa previsora, tendrá un protocolo de actuación por si este suceso se produce:

  1. La transparencia es vital: Los accionistas, clientes, funcionarios, socios, partes afectadas y medios necesitan ser comunicados y debes saber cómo hacerlo. El mensaje deberá ser unificado desde cualquier canal de la empresa (redes sociales, web, prensa, ejecutivos, etc.)  y tratará de tranquilizar a todo el mundo, asegurando que se está trabajando para resolver la incidencia. No hace falta ir al detalle, sino a lo fundamental e ir actualizando esta información en el caso de que se produzcan novedades.
  2. Establecer un protocolo de comunicación de crisis en el que intervengan todas las partes implicadas de la empresa o con responsabilidad comunicativa, ejecutiva y tecnológica.
  3. Contrata a una agencia externa si careces de la logística o experiencia necesaria en estos casos. Existen agencias de comunicación especializadas acostumbradas a afrontar problemas similares y con directrices claras, que ayudarán a la empresa a clarificar y comunicar ideas en un momento convulso y de crisis.
  4. Atender con mimo a los medios y las redes sociales, ya que sabemos lo rápido que se expande la información en la era digital y lo peligrosos que son los comentarios o informaciones confusas, filtradas o malintencionadas.
  5. Aprender de lo sucedido: no existen casos idénticos, pero si parecidos y, salvando los matices, haber obtenido conocimiento de casos anteriores permitirá actuar más rápido y con mejores resultados ante nuevos ciberataques.

Cualquier fallo en uno de estos puntos puede llegar a dañar seriamente la imagen de la empresa y minar la confianza de los clientes, usuarios o inversores. De ahí la importancia de tener un buen plan de comunicación ante este tipo de crisis. Por desgracia, los ciberataques son cada vez más frecuentes y penalizan a aquellas empresas que no están preparadas para responder. Y será poco probable contar con un Marcus Hutchins para detener los virus informáticos.